35 nuevos carpinteros para la construcción gracias a programa de re inserción socio-laboral.

La Corporación Cimientos de la Cámara Chilena de la Construcción, en conjunto con Sence y Gendarmería de Chile, realizó la ceremonia de término de los cursos de carpintería en obra gruesa que efectuaron 35 personas infractoras de ley. La capacitación duró 160 horas –40 de apresto laboral y 120 prácticas–, tras la cual los beneficiarios se insertaron laboralmente en distintas faenas de empresas del gremio de la construcción que se desarrollan en la Región Metropolitana.

La ceremonia se realizó en el Salón Fundadores del OTIC de la Construcción, y fue encabezada por la directora nacional de Gendarmería, Claudia Bendeck; el presidente de la Corporación Cimientos, Leonardo Daneri; el director nacional del Sence, Pedro Goic, y el nuevo gerente general del OTIC CChC, Pedro Varas.

En la actividad, se agradeció y premió a las empresas socias de la CChC que entregan oportunidades laborales para que los beneficiarios de los programas Cimientos puedan insertarse nuevamente en la sociedad. Así, se reconoció a las constructoras Avellaneda, SIGRO, BEFCO, Moller & Perez-Cotapos, Maestra, Lo Campino, Salinas y Brotec-ICAFAL.

En su intervención, Leonardo Daneri destacó la importancia de la alianza público-privada para la re-inserción social, y el interés que existe por parte del Gobierno para ampliar este tipo de iniciativas, expandiendo el modelo y la metodología utilizadas por Cimientos a otras industrias.

En este sentido, la directora de Gendarmería señaló que la ceremonia fue el reflejo de “los objetivos de nuestra nueva administración” y del proceso de modernización, que tiene como uno de sus pilares clave la educación y la capacitación de las personas que están privadas de libertad. “Este es mi mayor orgullo desde que asumí la dirección: contribuir de manera efectiva a la re-inserción”, afirmó.